Skip to content

Sputnik, mi amor, de Haruki Murakami

3 noviembre 2009

“El problema más grave es que tú todavía no sabes de qué tipo de ficción se trata. Tampoco conoces el argumento. Y el estilo aún está por decidir. Lo único que sabes es el nombre de la protagonista. A pesar de ello, te acabará transformando de verdad. Dentro de poco, esta nueva ficción va a entrar en funcionamiento para protegerte y tú podrás ver este nuevo mundo. Pero aún es prematuro. Y, como es lógico, ahí está el peligro.”

Y podría estar un buen tiempo intentando explicar de qué va este libro, pero este parrafito es exactamente la esencia de Sputnik, mi amor, un libro en el que todo y nada puede pasar, donde nada está del todo decidido y que, sin darte apenas cuenta, te acaba transformando DE VERDAD. Y ya no puedes ver la vida de otra forma. En él, tres personajes muy especiales intentan coexistir con el amor (tanto su abundancia como su total ausencia), la soledad y también el sexo sin demasiadas ganas. ¡Qué le vamos a hacer! Su autor, Haruki Murakami (nacido en Kioto, Japón, en 1949) es así, y ya lo demuestra en Tokio Blues: libro que no debes leer bajo ningún concepto si eres de los que te pasas el día llorando por las esquinas. Además, le gusta mucho la música, y no es porque haya tenido una charla agradable con él sobre el tema, si no porque es, junto con la comida (y la calidad narrativa), algo omnipresente en su obra. Su capacidad descriptiva logra ambientarte en un clima tan personal, tan íntimo como sólo pocos saben hacerlo.

Haruki Murakami

Es bastante recomendable leerle con el estómago lleno, porque inexplicablemente es capaz de hacerte saborear cualquier alimento con sólo un par de frases. De Haruki, además de que es un señor japonés enrollado y salado cual platito de sushi,  la Wikipedia dice que su mujer Yoko (como la de Lennon, ¿igual es la misma? OMG!) es la primera en revisar todos sus textos, y no sólo eso, si no que se los corrige hasta que no está conforme. Vamos, que el pobre Haruki es un calzonazos, pero le queremos igual aunque se declare un fan de Lost, porque a sus 60 años es corredor y triatleta, vamos, una joyita de marido, quién le pillara.

Otros libros del señor japonés enrollado y salado cual platito de sushi: Al sur de la frontera, al oeste del sol, Kafka en la orilla, Sauce ciego, mujer dormida, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. 3 noviembre 2009 12:11 pm

    me gusta la reseña, ingeniosa y vivaz. realmente estoy segura de que el libro es sobrecogedor y te atrapa hasta que te conviertes en un calzonazos como lector.
    enhorabuena.

  2. 3 noviembre 2009 12:19 pm

    =) es genial! Harukito es adorable

  3. Pablo Cantó permalink*
    3 noviembre 2009 1:41 pm

    ¡Bienvenida a bordo, Sara!
    Veo que al final anoche, si bien no escribiste tu best-seller, dedicaste el tiempo a las letras (¿o acaso también escribiste tu best-seller? jeje).

    Pues totalmente de acuerdo con lo que dices, es un libro que marca y mucho, a mí al menos lo hizo.
    Y de lo que dices de Murakami y sus aficiones… no sólo es fan de Lost, si no que se ha comprado una casa en la isla donde se graba la serie y no sólo es corredor y triatleta, si no que su siguiente libro se llama “De qué hablo cuando hablo de correr” y por lo que tengo entendido es una suerte de ensayo acerca de lo que se siente corriendo y tal. La verdad es que tengo muchas ganas de que lo traduzcan, seguro que a un corredor y fan de Murakami como yo lo motiva bastante.

  4. Saryn permalink
    3 noviembre 2009 2:21 pm

    sí, el primer capítulo está en el quéjome, pero prefiero no publicitarlo, no vaya a ser que el autor de crepúsculo me plagie…

  5. mr gumplow permalink
    4 noviembre 2009 3:31 am

    me quedo con “tokio blues”, la historia es más cruda y real que la de este “Sputnik…”

  6. 4 noviembre 2009 8:24 am

    yo también prefiero Tokio =)

    • mr gumplow permalink
      5 noviembre 2009 12:48 am

      se me olvidó felicitarte por excelente comentario 🙂 dices mucho sin contar nada…

  7. 5 noviembre 2009 1:52 am

    🙂 gracias, me alegro de que te haya gustado… me ha costado mucho no contar nada del libro… es como cuando eres pequeño y vuelves de las vacaciones de Navidad y lo primero que haces es contar lo que te han regalado… creo que es casi mejor que recibir los regalos en sí, almenos yo era así ^.^

  8. Gia permalink
    1 mayo 2011 11:20 pm

    Joder, amo tus reseñas. y amé este libro a pesar de ser de los que se la pasan llorando en las esquinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: